lunes, 3 de agosto de 2015

Ángel

Un ángel me visitó, venía perfectamente disfrazado en traje de colores
y un semblante de imperfecto humano y emociones;
con tantas realidades disfrazadas de caricias y delicias escondidas en sendos males,
graves palabras y  agudas bondades; alimentos que acerco a mi boca
mientras evaluaba todas esas cosas que solían asirse a mi forma de vivir,
de ser y sentir y ahora naufragaban hacia una alejada orilla...

...Un ángel inundó irrumpiendo mi costumbre,
quería llevarme y sumergirme en la vía láctea..
como si yo no tuviera tirada en tierra franca un ancla
tan pesada de convicciones y experiencias mundanas
de pasiones a las que no puedo renunciar y que aun portando mil colores
no pueden colorear el blanco de mi casa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario